Centro Nacional de Estudios – NADIE MENOS

SI A LA VIDA,

NO AL ABORTO

– Defendemos la vida desde la concepción hasta la muerte natural del ser humano.

– Ninguna falacia pseudocientífica puede recusar un hecho de evidencia inmediata: toda vez que un gameto femenino, el óvulo, se une a un gameto masculino, el espermatozoide, se pone en marcha un proceso, el proceso generativo humano, que es uno y único, que está dotado de una intención, de un dinamismo y de una finalidad intrínsecos y que concluye siempre, inexorablemente (salvo falla de la naturaleza que como tal escapa a la voluntad y a la previsión humanas) en el nacimiento de una o más personas humanas.

– Por ello estamos contra todo intento de quitar la vida a inocentes e indefensos, tanto los por nacer como los nacidos.

– Porque, hay que decirlo en voz alta, todo aborto implica la muerte de un ser humano, el o los niños por nacer, al tiempo que la ruina psicológica y aún física de la mujer (síndrome post aborto).

– Pedimos, por tanto, la protección de los niños víctimas del aborto como las del resto de las víctimas de los delitos contra la vida establecidos en el Código Penal.

– Exigimos respeto a la Constitución Nacional que en su Art. 75 inc. 23, 2da parte, protege al niño desde el embarazo y en su inc. 22 le da rango constitucional a los Tratados Internacionales entre los que se cuenta la Convención de los Derechos del Niño (Ley 23.849) que en el Art. 1 dice taxativamente:

La República Argentina declara que el mismo DEBE interpretarse en el sentido que se entiende por niño todo ser humano desde elmomento de su concepción y hasta los 18 años de edad.

– También, que se respete el Código Civil Argentino, reforma de la ley 26.994, Artículo 7, vigente desde el 1o de Enero de 2016, cuyo Artículo 19 referido al “Comienzo de la existencia humana” dice:

La existencia de la persona humana comienza con la concepción.

– El proyecto de ley que se pretende aprobar en el Congreso, permite el aborto libre hasta los 9 meses de gestación ya que sin ninguna concreta denuncia por violación cualquier mujer podrá abortar solamente afirmando que el hijo fue producto de una violación o que el bebé afecta su salud psíquica o social, lo que abre la puerta a una incalculable multitud de casos fraguados.

– De este modo, de aprobarse este proyecto, la ley de legalización del aborto en Argentina pasaría a ser, de hecho, la más permisiva del mundo.

– Este proyecto prevé, además, que entre los 13 y 16 años una niña o adolescente pueda abortar sin consentimiento de los padres violando así las normas de la patria potestad del Código Civil. Para el caso de una menor de 13 años de edad bastará el consentimiento de uno de sus padres.

– El mencionado proyecto, además, cita hipócritamente la Convención de los Derechos del Niño a la que está violando, prevé la posibilidad de abortar a los transexuales, deroga el delito contra la vida, que es el aborto, del Código Penal por lo que ya no sería homicidio el asesinato del niño en el vientre de una mujer embrazada y, finalmente, dispone que el costo del aborto debe ser asumido por toda la comunidad.

– Por eso decimos NO al abolicionismo Penal que instala la cultura de la Muerte y del Descarte.

– Por último, denunciamos que la legalización del aborto en nuestra Patria, como en la inmensa mayoría de los países de Occidente, es una imposición de Organismos Internacionales (como las Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud, la UNESCO, etc.) que representan y llevan adelante los objetivos de un Nuevo Imperialismo, objetivos que consisten en el control demográfico, la destrucción de la familia y la abolición de la soberanía de las naciones a fin de someterlas a su poder omnímodo y despótico.

– Por todo esto consideramos necesario reaccionar a tiempo y oponerse a la legalización del crimen del aborto.

¡NADIE MENOS!

SI A LA VIDA,

NO AL ABORTO.